lunes, 25 de julio de 2011

Orientación para estimular a un bebe de 13-24 meses- Área Lenguaje y comunicación

Al año de edad el niñ@ es capaz de comprender ciertas consignas sencillas ("ven, "dame", "adiós"), así como un vocabulario de objetos cotidianos. Además, ha comenzado a decir algunas palabras con sentido referencial.

A partir de esta edad el niñ@ dice las primeras palabras con sentido:llama a papá y mamá. Con una palabra expresa toda una idea.

Señala con el dedo objetos o personas que se le nombran a la vez que mira al adulto buscando la aprobación.

Imita sonidos y repite sílabas.

Entiende órdenes sencillas.

Puede dar o mostrar algo cuando se le solicita.

Señala algunas partes del cuerpo cuando se le pide.

Nombra objetos familiares.

Señala dibujos de cosas conocidas.


Entre los 18 a los 24 meses comienza a combinar dos palabras o más para formar una frase.

Aprende rápidamente palabra nuevas.

Dice "adiós" y "hola" en el momento adecuado.

Hace preguntas sobre lo que es un objeto y dónde está alguien.


Señala partes del cuerpo en un dibujo.

Comprende conceptos de "uno" y "mucho".

Diferencia masculino (niño) y femenino (niña).



Criterios de Estimulación


En esta etapa el niñ@ amplía su capacidad de escucha y manifiesta mayor atención. Por ello se debe aprovechar para estimular la comunicación. Es importante disponer de juguetes y objetos diversos, así como cuentos y libros con imágenes, que serán de gran ayuda para potenciar el lenguaje.

Reforzar los esfuerzos que hace al hablar. Debemos responder el niñ@ cuando vocaliza o hace algún intento de comunicación.

Aprovecha los intentos de comunicación en las rutinas diarias (baño, comida, cambio de pañal,...).

Necesita un modelo correcto de articulación del lenguaje: háblale claro y lentamente. Repite enseguida y correctamente lo que el niñ@ acaba de decir correctamente.

Fomenta en el niñ@ la necesidad de pedir y demandar los objetos, no te anticipes a sus necesidades.

Procura leerle todos los días, utilizando cuentos con imágenes atractivas; cuéntale también historias de invención propia o de tradición oral.

Sé expresivo, utiliza gestos cuando el niñ@ comienza a aprender el lenguaje.

El niñ@ necesita oportunidades y tiempo para expresarse por sí mismo, que él conteste, no los adultos por él.

Preséntale diferentes sonidos familiares (como el timbre de la puerta), de animales (del perro, la vaca,...) y llama su atención sobre todos aquellos que aparezcan en el ambiente.

Fomenta el ritmo y el gusto por la música a través de canciones infantiles sencillas.

Dialoga con el niñ@; conversa con él.

Evita el uso del chupete, al menos durante el día (puede llegar a producir deformaciones en el paladar e influir negativamente en la correcta articulación del lenguaje).



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada